ARGENTINA ME ATRAPA

ARGENTINA ME ATRAPA

domingo, 28 de junio de 2015

CERRO DE LOS SIETE COLORES, Purmamarca, Argentina


Cerro de los Siete Colores, Purmamarca, Argentina Originado alrededor de setenta y cinco millones de años atrás, y conformado por sedimentos marinos, lacustres y fluviales que fueran depositándose en la zona durante siglos, el Cerro de los Siete Colores aparece en Purmamarca como un maravilloso telón de fondo. Sus capas sedimentarias de diferentes tonalidades irradian una magnífica policromía constituyendo una de las mayores atracciones naturales del noroeste argentino. Es único en la región y en el resto del país. La combinación de colores son los que marcan la diferenciación y deleite para los ojos de quien lo observa. En sus inmediaciones pueden realizarse apasionantes safaris fotográficos, caminatas, cabalgatas y hasta recorridos en bicicleta. Se puede acceder a él en vehículo o en excursiones exigentes del propio esfuerzo físico. El cerro se alza a espaldas de la ciudad de Purmamarca.






Purmamarca es una localidad del departamento de Tumbaya, en la provincia Argentina de Jujuy. Purmamarca se encuentra atravesada por la Ruta 52, a 3 km al oeste de la Ruta 9, a 65 km de San Salvador de Jujuy y a 25 km de Tilcara.
Quizás sea el más pintoresco pueblo de la quebrada de Humahuaca aunque geográficamente pertenezca a otra quebrada transversal homónima, rodeada por sierras multicolores. La ancha Quebrada de Purmamarca, semeja un gran valle frente al río Grande. Son típicos los cardones del ecosistema de los cerros y dan una característica propia a la región. El entorno de Purmamarca es bellísimo: el cerro de los siete colores y el río Purmamarca. La imponente belleza de los cerros "rojos" del Paseo de los Colorados es un recorrido obligado para todos. Se realiza en vehículo, o a pie. Se ingresa desde la entrada del pueblo, son 4 km y para peatones, existen caminos secundarios y cortadas.
Calle de Purmamarca con el Cerro de los 7 Colores detrás.
La Feria Artesanal funciona en forma permanente. A poca distancia hacia Susques, está el Yacimiento Arqueológico de Huachichocana.
Desde el mismo pueblo parten tours hacia las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc , verdadera reserva aviaria donde pueden observarse flamencos rosados (Guayatayoc deriva del quichua guayata [wayata o huayata], un ganso salvaje de la zona, y yok que significa donde hay, siendo entonces el lugar donde hay guayatas2 ), todos estos tours atraviesan la cuesta del Lipán, que ya es en sí un atractivo turístico de naturaleza imponente.
El culto a los muertos tiene una gran significancia entre los habitantes de los pueblos de la quebrada. Visitar el cementerio es un encuentro con el pasado y sensaciones encontradas en la originalidad de las construcciones en honor al difunto. Purmamarca en lengua aimará significa Pueblo de la Tierra Virgen, es una localidad de origen prehispánico declarada Sitio Histórico Nacional y cuyo trazado urbano se hizo en torno a la Iglesia principal, Santa Rosa de Lima. Es el pueblo norteño que ha preservado su cultura, su arquitectura y esa costumbre de que todo transcurra alrededor de la plaza. Allí se ha instalado una feria donde se ofrecen productos típicos: ponchos de lana de vicuña y llama, bufandas y gorros tejidos, tapices, pantalones a rayas de colores estridentes, sonajeros de semillas, collares y pulseras de alpaca y plata, miniaturas de mujeres collas cargando sus ollitas de barro, entre otros souvenirs